martes, 10 de mayo de 2011

Comer en la oficina sin morir de colesterol (extended)

Buenos días

Como os dije hace una semana, a pesar de la ausencia de V. que a partir de ahora colaborará más esporádicamente por razones laborales, quiero recuperar el tema gastronómico. Por eso hoy (ayer ya hice un adelanto fotográfico con este aperitivo de entrada de imágenes)os dejo algunas de las comidas precocinadas que tratan de conseguir que mi dieta sea medianamente equilibrada.

Como muchas sabéis por mi horario de trabajo me toca comer en la oficina. Básicamente salgo de casa a las ocho y media de la mañana y vuelvo sobre las nueve y media diez. LLego tan cansada que casi nunca tengo ganas de cocinar nada para llevarme la mítica tartera con comida. Por eso tiro mucho de básicos precocinados, en lo que considero que me he hecho una auténtica experta. 

Ensaladas de Isabel. Viene con su tenedor y todo y hay muchas variedades. De todas, la de pasta y pavo es la más decente. La de arroz ni la probéis...

Crema de Alicia de Knorr. Todo un descubrimiento, estoy enganchadísima a esta crema suave de calabaza y zanahoria. Sencillamente excelente. Necesitas que en tu oficina haya microhondas y menaje mínimo. La de espinacas con queso fresco también está muy buena.

Ensalada de cangrejo de Mahn Mac, de venta en Mercadona. Es perfecta, con cangrejo, huevo duro, piña y salsa rosa. Su sabor es equilibrado y nada artificial. Ideal para tomar tal cual con roscas o en sandwich.

Pasta oriental de Maggi. Un clásico de mi etapa de estudiante, que vuelve con fuerza y más variedades. Una curiosidad, da igual que elijas sabor gamba, pollo o curri, todos saben igual. Fácil, rápido y sabroso. No creo que sea muy saludable, pero es más ligero que un bocata de calamares.




Filetes de atún de Isabel. De nuevo la marca de conservas españolas acierta y consigue un plato totalmente precocinado con el equilibrio justo de sabor. Necesitas microhondas y menaje báscio.
Vasitos de arroz Brillante. Qué decir de este pedazo de invento de Brillante que taaaantas comidas me ha salvado. Hay muchas maneras de tomarlo. Mis preferidas:

-Con una lata de chipirones en su tinta.
-Con huevo duro, atún en lata y queso en tacos.
-Con maiz y zanahoria rallada.





Y por último, las latas de verduras cocinadas de Bonduelle. Es importante que sea una marca buena como Bonduelle, ya que si no las verduras están duras e insípidas. Si aliñas las judías verdes, por ejemplo, con un chorrito de soja (la mejor marca en mi opinión es Kikomán) y una lata de atún tendrás un plato, sano, original y de lo más equilibrado.

¿Coméis en la oficina? ¿Alguna sugerencia?

xoxo
Mery

3 comentarios:

  1. Uuuuuh Mery,te recomiendo que 1:intentes cambiar el horario,si es que puedes,porque acabara contigo y con la entrañable vida familiar,que a ese paso no la concilias ni de coña y 2:cambia de dieta porque es mas saludable hacerte un sandwich con tomate ,lechuga,huevo,duro y atun que comer todo eso envasado.Te daña el bolsillo y el higado.3:en "la despensa"comes por 3€ max uy los platos son sanos,caseros y variados.Ay,pobre!!un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Mar ya lo sé. Menos mal que los fines de semana no trabajo que si no... hoy comeré en casa de mi madre... a ver si me hace algo de cuchara!!!

    besitos nena

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...